Posteado por: martinmelchior | diciembre 8, 2006

Ser o no ser


Hace tiempo que tenía ganas de escribir algo relacionado al hecho de ser parte de una empresa nueva, en pleno crecimiento y ebullición, donde todos los días tenemos muchas cosas para definir, como lineamientos, estrategias, formas de negociar y también metodologías y procedimientos de trabajo.

Creo que formar parte de una empresa con estas características de alguna manera nos impone una mayor responsabilidad a todos: “tenemos la obligación de darnos cuenta de que nosotros mismos, es decir, cada uno de los que formamos parte de la empresa, día tras día en mayor o menor medida estamos siendo partícipes (y hasta me atrevería a decir los únicos responsables) del delineamiento de la cultura de nuestra organización”.

Incluso creo que esto va más allá de las estructuras jerárquicas, ya que mucho sino un gran % de lo relacionado a la cultura organizativa tiene que ver con las personas (con cada una de sus personas), con sus formas y maneras de pensar, de actuar, de atacar y resolver problemas, con sus actitudes (buenas y no tan buenas), y hasta con su voluntad de querer o no querer hacer.

Pensaba en el futuro, y la verdad no deseo en un tiempo (meses, años, lo que prefieras) repetirme “porque hacemos las cosas de esta forma si sabemos que esta mal !!!???”.

Si bien creo todos aceptamos el hecho de que muchas veces es necesario equivocarse para aprender de nuestros errores, también pienso que si cada uno de nosotros somos concientes de que tras cada cosa que hacemos, decimos, pensamos, compartimos, violamos (y no hacemos, no decimos, no pensamos, no compartimos y no violamos) estamos influyendo (bien o mal) la personalidad de la empresa. Seguramente, si cuidamos al máximo esto !!! Estaremos más que conformes con lo que consigamos impregnar en su sangre. Sello o marca que nos va a acompañar todos los días a todos por igual.

Me hacía este planteo porque claro…, una cosa es empezar a trabajar en una empresa de varios años en el mercado (como me pasó hace ya bastante tiempo), donde la cultura ya está “impuesta – impregnada”, lo que obliga a una adaptación incuestionable (te guste o no). Y otra cosa es trabajar en una empresa nueva.

Una empresa nueva es un ecosistema abierto, flexible, en donde cada parte puede aportar sus mejores y peores cosas; pero ojo !!! creo debemos apostar a un sistema equilibrado, respetuoso, progresista e innovador.

el debate esta abierto….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: